¿Se puede poner una cazuela de barro en la inducción? ¡Lo probamos!

¿Se puede poner una cazuela de barro en la inducción?

No todo el mundo tiene que saber de todo. Si tienes inducción en casa desde hace poco, deberías echarle la culpa al que te la vendió por no explicarte en detalle cómo funcionan este tipo de cocinas. Nos llegan muchas consultas al correo y hay una que nos ha llamado mucho la atención: ¿se puede poner una cazuela de barro en la inducción?

Queremos aprovechar la ocasión y la respuesta a esta duda para explicar y que entiendas cómo funcionan este tipo de cocinas.

La respuesta corta es no, las cazuelas de barro no se pueden usar con placas de inducción. Si tienes curiosidad y quieres saber el motivo, te lo explicamos en detalle a continuación.

¿Por qué no se pueden usar recipientes de barro en cocinas de inducción?

Las placas de inducción no son como las vitrocerámicas de toda la vida. Mientras que en la vitrocerámica hay unas resistencias que calientan el cristal de la placa, las cocinas de inducción sólo funcionan con recipientes ferromagnéticos, es decir, recipientes que transmiten las ondas electromagnéticas que producen este tipo de cocinas.

El motivo principal por el que no funcionan los recipientes de barro es porque no son metálicos. La placa de inducción detecta cuando ponemos un recipiente adecuado sobre la misma y es entonces cuando empieza a trabajar.

¿Qué pasa si pongo un recipiente de barro sobre la cocina de inducción?

Nada. No pasará nada, porque la placa, al no detectar un recipiente metálico, no llegará ni a encenderse.

Si tienes inducción en casa y quieres aprovechar al máximo todas las posibilidades que este tipo de cocinas ofrecen (que son muchas), lo recomendable es que compres cazuelas y sartenes compatibles con inducción, ya que de lo contrario no funcionarán.

Dónde si puedes cocinar con recipientes de barro

Los recipientes de barro son muy sensibles a los cambios bruscos de temperatura. De hecho, están destinados a recetas que requieren más tiempo, platos que generalmente se cocinan a fuego lento.

Estas cazuelas son aptas para cocinas de gas y vitrocerámica, y nuestro consejo a la hora de utilizarlas es que vayas aumentando el fuego de forma gradual, pues un cambio brusco de temperatura podría rajar el recipiente.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *