Cómo limpiar una barbacoa de gas fácilmente

Limpiar barbacoa de gas

Ha llegado la hora de sacar la barbacoa de nuevo. La última vez que la use no la limpié, así que imagina qué panorama… Estos son los pasos que seguí para limpiar mi barbacoa de gas y dejarla preparada para el siguiente uso.

Utensilios necesarios para limpiar una barbacoa de gas

Hay algunos utensilios necesarios y otros opcionales. Aquí tienes la lista con lo necesario:

Trucos para limpiar una barbacoa de gas
  • Varios paños o bayetas de microfibras
  • Papel de cocina
  • Producto quitagrasas tipo KH-7 o similar
  • Un cepillo de cerdas de acero inoxidable para la parrilla
  • Un estropajo
  • Un nanas
  • Agua templada o caliente con jabón
  • Una brocha pequeña (te puede ser muy útil para zonas poco accesibles)
  • Guantes (recomendable)

Limpieza básica de una barbacoa de gas

Mi recomendación es hacer esta limpieza después de cada uso. Piensa en la parrilla como una sartén u otro recipiente. ¿Cocinarías 5 ó 6 veces, en días distintos, con la misma sartén sucia? Lo mismo con las barbacoas de gas

Para hacer una limpieza básica de tu barbacoa de butano, nos vamos a ceñir únicamente a dejar la parrilla impoluta para el siguiente uso.

Limpiar a fondo barbacoa de gas

En primer lugar, enciende la barbacoa y dale bastante potencia para que los restos de grasa adheridos a la parrilla se deshagan. Esto ayuda muchísimo en la limpieza.

Deja la barbacoa encendida unos 15 minutos y después apágala. No esperes a que se enfríe y continúa.

Con el cepillo metálico frota enérgicamente la parrilla para despegar los restos de comida pegados a la misma.

Una vez quitada la suciedad más pegada, espera a que la parrilla esté completamente fría.

Desmonta la parrilla y frota con el nanas o con el estropajo y un poco de jabón hasta que esté completamente limpia. Te recomiendo hacerlo en el fregadero de la cocina para manchar menos.

Si tu barbacoa de gas también tiene plancha, sigue el mismo proceso con ella.

Con la parrilla limpia, saca la bandeja recogegrasas y limpia todos los restos que hayan caído.

¿Cómo limpiar a fondo la barbacoa de gas?

Te recomiendo limpiar en profundidad tu barbacoa de gas cada 3 ó 4 usos para que te dure muchos años

Limpieza de la parrilla

Para una limpieza a fondo de la parrilla debes seguir los mismos pasos que para una limpieza básica, lo que te conté en el anterior apartado.

Si la grasa está muy incrustada, puedes sumergir la parrilla entera en agua con jabón o quitagrasas, dejando que el producto actúe unos 10 minutos.

Después solo tendrás que frotar con un estropajo. Si la suciedad no sale, prueba a frotar directamente con un nanas.

Continua con los quemadores

Lo que vamos a limpiar ahora son esas piezas con forma de montaña que están justo debajo de la parrilla.

En este punto es importante que la barbacoa ya esté templada o fría, pues alcanzan mucha temperatura.

Son los responsables de que salga la llama, y solo estando limpios nos aseguramos un buen funcionamiento.

Para limpiarlos utiliza el estropajo, agua y jabón y frota de manera enérgica.

Es el turno de la tapa

Ya queda menos para tener tu barbacoa de gas limpia.

El interior de la tapa suele acumular bastante suciedad. Para eliminarla, frota con el estropajo bien empapado en agua y jabón.

Si te cuesta eliminar la suciedad, pulveriza con el producto quitagrasas, deja actuar y vuelve a frotar.

El último paso es aclarar con un paño limpio humedecido para quitar los restos de producto.

La bandeja recogegrasas

Toda la suciedad que ha salido de los quemadores se ha debido ir al fondo, a la bandeja recogegrasas.

Antes de sacarla y proceder a su limpieza, limpia la zona que está bajo los quemadores ayudándote de un estropajo.

Pulveriza con quitagrasas, deja actuar un par de minutos y utiliza la brocha para remover la suciedad de los recovecos.

Con un paño limpio elimina los restos de quitagrasas o jabón, enjuágalo las veces que sean necesarias hasta que esa zona esté completamente limpia.

En este punto toda la suciedad y los restos de jabón deberían estar en la bandeja recogegrasas.

Como probablemente esté bastante empapada, retírala con cuidado y límpiala.

En esta bandeja normalmente no habrá demasiada grasa pegada, por lo que puede ser suficiente con frotar de manera suave y después aclarar con la manguera.

En este punto, el interior de la barbacoa a gas ya está completamente limpio.

Termina con la limpieza exterior y el hueco de la bombona de gas

La parte exterior de la barbacoa probablemente solo tenga restos de polvo, así que lo que yo hago es frotar suavemente con la parte suave del estropajo previamente humedecido en agua con jabón.

Como limpiar barbacoa de gas Weber, Naterial o Campingaz

Froto lo justo para remover la suciedad, no hace falta insistir demasiado.

Después, con una bayeta húmeda elimino el jabón.

Y por último, uso otra bayeta seca y bien limpia para que se quede bien seca. Así también prevengo que se forme óxido.

En el hueco de la bombona lo único que hago es sacar la bombona de gas y quitar la suciedad con un cepillo.

De vez en cuando también me encuentro algún que otro insecto, sobre todo cuando empieza la temporada de hacer barbacoas cada finde 😉

¿Qué hacer después de limpiar la barbacoa de butano?

Mantenimiento y limpieza de barbacoas de gas

Si has hecho la limpieza en profundidad, habrás utilizado varios productos de limpieza.

Y por mucho cuidado que hayas tenido a la hora de aclarar con la bayeta, quizás haya quedado algún resto por ahí.

Por eso cuando termino todo el proceso a mi me gusta encender la barbacoa a su máxima potencia durante 10 minutos con la tapa cerrada y otros 5 con la tapa abierta.

De esta forma me aseguro de que cualquier resto de producto de limpieza se va a eliminar por completo, quedando la barbacoa lista para la siguiente reunión de amigos.

Consejos extra para que te cueste menos limpiar tu BBQ de gas

Hay algunas cosas que puedes hacer para que no te cueste tanto dejar la BBQ de gas limpia. Por cierto, estos consejos son válidos para todos los modelos de Weber, Naterial, Campingaz…

Vamos con ello.

  • No dejes que se acumule suciedad: Si de una parrillada a otra no limpias por lo menos la parrilla, después te costará más eliminarla.
  • Prueba a ablandar la suciedad introduciendo un recipiente de acero inoxidable o hierro fundido lleno de agua con jabón. Enciende la barbacoa durante 15-20 minutos al máximo con la tapa bajada para que el vapor ablande la grasa adherida al interior de la barbacoa.
  • No uses productos abrasivos para limpiar la parrilla o cualquier otra parte de tu barbacoa de gas. Los limpia hornos son muy efectivos, pero pueden deteriorar el esmalte y la pintura.
  • A la hora de cocinar procura usar aceite vegetal para cocinar, ya que así evitarás que los alimentos se queden tan pegados a las parrillas.

¿Conoces algún truco que no he mencionado o lo haces de otra forma? ¡Me encantaría leerlo en comentarios!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Pablo
Pablo
Me encanta la cocina, probar nuevas recetas y compartir los trucos que realmente me son útiles. He creado MisterFogon para ayudar a otras personas que, como yo, analizan todo lo que compran al milímetro para tener lo mejor para cocinar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Sobre mi - Aviso Legal - Politica de privacidad - Politica de cookies